«Un buen viajante no tiene ni planes fijos ni la intención de llegar» – Lao Tzu

Hoy la Filmoteca de Catalunya nos ha traído el excepcional documental «Suite Habana» del director cubano Fernando Pérez Valdés.

Este trabajo parte del amanecer en la isla, desde el fin del luminoso faro y el inicio del sol, una jornada hasta que anochece en la Cuba de varios personajes que dialogan con nosotros a través de sus acciones inicialmente solos para luego conectarse con el resto del elenco.

Homenaje a La Habana en Historia del cine - Televisión Cubana

El elenco lo forman personajes anónimos, almas reales en el país insular que muestran su vida tal y como es, sin filtros ni trucos. Ellos son un niño con Síndrome de Down que vive feliz con su padre, arquitecto de profesión y que dejó esta al morir la madre del pequeño para cuidar de él y que sueña con un futuro para su retoño, un médico que algunas tardes hace de clown y sueño con ser alguna vez serlo y, que a su vez tiene un hermano que se va de la isla a Estados Unidos por amor soñando un futuro mejor lejos de su tierra, un joven que trabaja de albañil desde que su padre murió y así sostiene a la familia mientras desea ser bailarín profesional en el Ballet Nacional de Cuba, un zapatero que sueña con disfrutar de la vida y vestir cada día con sus mejor vestido al Salón Benny Moré, un hombre de mediana edad que se dedica a ajustar las vías del ferrocarril y anhela llegar a ser saxofonista en una importante banda, una mujer cuyo trabajo es cuidar una estatua de John Lennon en el parque del Vedado quizás esperando que este le diga algo, un profesor de marxismo retirado que su afición es la radio, sueña con las ondas hertzianas, un trabajador de una lavandería que por las noches fantasea a través del travestismo o una anciana que prepara conos de papel con maní tostado con el fin de sobrevivir y, ella, dice que ya no sueña nada.

Parece que todos ellos necesitan una vía de escape a los limites del lugar, algo que les haga sentirse vivos y vivas ya que sus realidades no son del todo las deseadas, al menos para la mayoria no es lo que quisieran sentir.

Suite Habana – trigon-film.org

El trabajo se pasea entre las emociones de lo que se vive, pasando por el recuerdo de los vivido a través de fotografías de los personajes de tiempos pasados felices y sus sueños a modo de evocación a un futuro, si no mejor, el que ellos mismos elijan excepto la mujer del maní que ya no cree que deba desear nada como igual le pasa a la abuela de uno de nuestros protagonistas, que ya con 97 años se pasa todo el día viendo la televisión, su única ventana al exterior y con la que se conforma pasar las horas que le queden.

A destacar la calidad de la imagen, la belleza de los exteriores y primeros planos filmados sobre los referentes, la nitidez de lo que escuchamos, desde el que hace el pequeño con su vaso de leche como el lloviznar en las calles y, añadir como Fernando Pérez Valdés, su director, lo hilvana todo para crear tal equilibrio entre la poesía visual que emana y la dulzura sonora que evoca.

Suite Habana - Filmin

No es un documental al uso si pensamos que va a hablarnos de turismo, parajes fastuosos o los hábitos típicos del lugar, es un trabajo hecho en cierta manera desde el corazón, de forma artesana «hand made» que parte de un día cualquiera y que avanza a través de las pequeñas cosas cotidianas de la vida donde los sueños se incluyen como la parte mágica y deseable de seguir adelante.

«Suite Habana» es un viaje sin diálogos donde Fernando Pérez nos lleva de paso a través de sus estampas, sonidos de la urbe, de la cotidianidad y de la musicalidad del ritmo que la marca «Cuba» lleva impreso en su genética.

Escrito por Rodolfo Monserrat