“Freedom and whores are the most cosmopolitan items under the sun” – Georg Büchner

La primera obra maestra con tintes filosóficos y dramáticos de Rockwell, que tratará sobre el significado de la vida.

Es un film basado en la novela de George Buchner y en la vida del poeta Jacob Michael Rienhold Lenz, de hecho, Oberlin, también aparece en el film como personaje recurrente de Lenz, que en la novela visitaría a Oberlin sugerido por el propio Kaugmann, ya que la reputación de Oberlin, se verá como pastor y psicólogo.

Manu_elaaaaa on Twitter: "Lenz, Alexandre Rockwell (1982)… "

Así pues, esta obra nos trasladará de una Alemania del s. XVIII hasta la Nueva York de los años 80s del s.XX; cabe mencionar el contenido historiográfico de diversos y múltiples planos-secuencias de las emblemáticas torres gemelas del World Trade Center en su máximo esplendor.

Alexander Rokwell es un director que busca llamar la atención al espectador desde su creatividad que tiene al jugar con los planos fijos. Se sitúa en la Nueva York de principios de los años 80s, en plena época punk.

Existencialismo, será la base del film y jugará un papel importante en su estudio sobre el verdadero significado de la vida que se preguntará: ¿De dónde venimos? ¿De dónde venimos? El diálogo, es escaso, pero hablan más las imágenes que las palabras. Cabe mencionar que el sonido también tendrá su importancia, ya que dialogará con las secuencias de una manera muy bien cuidada y nos ayudará a entender los procesos y estados psicológicos que padecerán nuestros protagonistas. La locura se vive a través de nuestros sentidos.

Eso será lo que intentará decirnos Rockwell constantemente y lo plasmará a la perfección. En cuanto a su narrativa, consta de cinco episodios, se podrían ver como una secuencia de cortos continua que acabarán por constituir el film. En esos cortos, el tiempo se divide semanalmente y cada corto es distinto a su manera, pero mostrando la línea narrativa sobre el gran vacío existencial, ya que los planos de edificios vacíos no serán puestos por azar, sino que es la forma que tiene Rockwell de expresarse.

Manu_elaaaaa on Twitter: "Lenz, Alexandre Rockwell (1982)… "

Lanzará otra pregunta clave en sus diálogos: ¿También se muere nuestro caparazón?.

Enfocándose en el vacío existencial pictórico, Rockwell demuestra una originalidad literal bastante demoledora. De hecho, también tiene toques muy Lynchianos (aunque fue el movimiento indie de la época quién marcó a Rockwell, pero sin duda, su creatividad luce por todo lo alto de lo macabro y sobre todo, existencialista. Dedicada especialmente, para los amantes de la fotografía y de lo extraño.

Escrito por Leticia G. Pérez