“No estimes el dinero en más ni en menos de lo que vale, porque es un buen siervo y un mal amo” – Alejandro Dumas (hijo)

La Filmoteca de Catalunya, dentro de la Mostra de Cinema Espiritual, nos trae el drama “l’Argent” del director francés Robert Bresson, una paradoja vinculada al valor papel que lleva consigo un efecto mariposa con un final funesto.

El relato se inicia con el reclamo que hace un hijo a su padre sobre su asignación económica que tienen pactada. El progenitor se la da y aun así el hijo le exige más con el pretexto de que debe pagar a la escuela donde va. El padre se niega a darle ni un céntimo mas y es entonces cuando acude a la madre y esta le dice que no tiene nada para darle y la cosa queda en esas.

Test Blu-ray : L'argent - Silence... Action ! Horizons critiques sur le  cinéma

En esas pasa al plan B, el cual consiste en vender su reloj a un amigo que en lugar de comprárselo, le ofrece una alternativa, un billete de 500 francos con el rostro de Pascal, eso si totalmente falso.

Para ver si el billete se cuela deciden ambos amigos acercarse hasta un estudio fotográfico y comprar un marco. La dependienta en un principio duda del billete, pero el amigo le argumenta adecuadamente que no tienen cambio más pequeña, y ella accede al canje. Cuando el dueño de la tienda se da cuenta del error de su dependienta, este le abronca diciendo que entre los dos es el tercero que reciben en estos días y este decide que la cosa no va a quedar aquí, porque va a colárselos al primero que pase por el establecimiento.

still writing: Diamond Bullet: Robert Bresson's L'ARGENT

Decidido a ello, dicho y hecho. Pasa por el lugar Yvon, el distribuidor de gas, con la factura del mes y este le entrega los tres billetes.

Ahora el problema lo tiene este nuevo personaje, Yvon, un padre de familia con un hija que sobrevive con el trabajo que tiene. En apariencia un tipo honrado que acaba por ser cazado en un bistró a la hora de pagar al reconocer el camarero que los billetes entregados son falsos.

Janus Films — L'argent

En ese momento, la policía lo intercepta, pero este les asegura que lo llevará ante la persona que se lo dio. Es así como llegan al estudio fotográfico, pero tanto el dueño como la dependienta e hijo de ambos, niegan reconocerlo.

Ahora Yvon, con esa mancha en el expediente, y por ser un primer delito, no entra en prisión, pero si pierde su trabajo y deberá hacer lo posible para encontrar dinero para él y su familia. Es por ello que accede a ayudar a un amigo en el robo de un banco céntrico, eso si, el no actuará, solo esperara con un vehículo para perpetrar la huida con el botín.

The ABCs of Bresson | The Current | The Criterion Collection

El atraco acaba frustrado e Yvon, esta vez si, en prisión para los próximos tres años, tiempo en que su hija fallece y su mujer decide abandonarlo a través de carta.

Nuestro protagonista lo ha perdido todo estando entre rejas, y su obsesión, a la par que necesidad, es “l’argent”. Tal es asi, que nada más salir se aloja en un hotelucho, hasta que acaba con la vida de todos los empleados y escapa con los pocos billetes que encuentra en los cajones de la recepción del lugar.

L'ARGENT, A to Z: R for Reflections and Repetition - YouTube

Escapando de allí, encuentra un nuevo objetivo, una mujer que anda sacando dinero del cajero. La sigue y acaba por pedirle alojamiento. Ella accede y este pasa unos días con ella y su padre, hasta que la psicosis del “dinero” vuelve a la mente del joven y pasando a la acción no hará más que arruinar todo el poco futuro que podía tener.

A destacar la originalidad del guion, historia basada en el relato “El billete falso” de León Tolstoi, la química entre los personajes y la forma que Bresson abre y cierra los planos, así como es capaz de cambiar la intensidad del relato manipulando del sonido y el color de la imagen.

Review: L'Argent - Slant Magazine

Con este film, Bresson nos muestra como el elemento monetario, la desesperación y el oportunismo sin escrúpulos puede hacer llevar una psique sana, a enfermar y llegar a la autodestrucción de su mundo y el de su alrededor.

Un imprescindible en la obra del cineasta francés, que pese a sus 37 años desde su publicación, su esencia sigue en vigor.

Escrito por Rodolfo Monserrat