“El envejecimiento es un proceso extraordinario donde usted se convierte en la persona que debía haber sido siempre” – David Bowie

Dentro del “Atlàntida Film Fest 2020″ he seleccionado para reseñar la comedia dramática “Thalasso” del director francés Guillaume Nicloux.

Cuenta la historia ficcionada del poeta, novelista y ensayista Michel Houellebecq haciendo de sí mismo 5 años después de su secuestro (L’enlèvement de Michel Houellebecq, 2014) y su retirada temporal a hacer un tratamiento de talasoterapia a Thalazur, un centro especializado de Cabourg (Baja Normandía).

Foto de Thalasso - Foto 1 sobre 3 - SensaCine.com

Allí están los tratamientos más novedosos con aguas termales, barros, cámaras de “congelación” y dietas controladas. Por su contra está prohibido fumar, beber y hasta el acceso a la sal, todo para la mejora del estado físico de los pacientes, pero pese a ello, Houellebecq busca la forma de saltarse ese protocolo y acaba encontrando a Gérard Depardieu, en su papel de actor, un compañero ideal para encubrir sus vicios mutuamente.

En esos días la parodia es constante, un relato entre dos tipos supervivientes de la vida contando sus batallitas y viendo la forma de encarar un presente lleno de banalidades, añadiendo toques de realismo, sobre todo de crítica política de la patria.

Festival de Cine de San Sebastián. Día 5 | Entretantomagazine

La decadencia se hace visible en ambos, solo tienen pasado aún queriendo abrazar su futuro más próximo con proyectos nuevos por hacer, pero el lugar no ayuda a la creatividad es más, los distorsiona a veces con situaciones disparatadas y algo surrealistas.

Al final de esas conversaciones la cinta cabalga por otros derroteros, aparecen los secuestradores de Houellebecq porque buscan a la madre de uno de ellos y amiga del escritor, una mujer octogenaria que ha abandonado a su marido y se ha buscado uno de 40. Ahora al estilo de “Casino Royale”, la de 1967, entre armas, infidelidades y malos modos en tono de humor, puede pasar de todo.

Thalasso | Todo es cine

Desde mi punto de vista el final, tratando de conectar el anterior trabajo de Nicloux, en vez de ayudar, destruye el tándem creado entre Gérald y Michel hasta el punto de disolver la estructura del film.

“Thalasso” es una cinta divertida que demuestra que la decadencia del hombre se puede y se debe llevar con buen humor, ya que este es el que puede salvarnos para poder continuar o la ausencia del mismo hundirnos sin permitirnos disfrutar de la experiencia adquirida de la vida.

Thalasso (2019) - Filmaffinity

A destacar el diálogo entre los principales y la estructura de la cinta. Hasta la hora todo va rodado, a partir de ese momento el cambio de registro hace que esta pierda fuelle. Añado que el lugar y los parajes están bien escogidos como elemento de la vuelta del hombre a la alma mater.

Al hablar de Dios, de la vida y la muerte, de la reencarnación, del sexo, de la obesidad o del mal gusto por el arte contemporáneo (las maletas amontonadas de la habitación) entremezclado con cosas totalmente baladíes, me recordó al film de “La giovinezza” (2015) de Sorrentino, en ese caso estábamos en el hotel Waldhaus Flims de Suiza, pero el espíritu de dos “jóvenes” y sus reflexiones sobre el presente no difieren a las de nuestros protagonistas.

Escrito por Rodolfo Monserrat