“Cuesta mucho más que la vida. ¿Matar a gente inocente? Te cuesta todo lo que eres.” – Suzanne Collins

La Filmoteca de Catalunya inaugura ciclo llamado «Fantasmagories del desig 2020» y en su acto de comienzo nos trae el drama «Le Boucher» del director parisino Claude Chabrol.

La historia nos sitúa en Trémolat, una pequeña localidad francesa situada en la región de Aquitania, donde Hélène, una maestra de escuela de primaria y Popaul, el carnicero circunscrito, coinciden en una boda de unos conciudadanos.

Resultado de imagen de le boucher chabrol

De ese punto de partida surge una especial amistad que poco a poco se va a ir afianzando con el paso de las horas.

Coincide que en esos días se produce un crimen en Saint Cyprien, una mujer es hallada muerta con signos de violencia. Se sospecha o bien de que haya podido ser un vagabundo de un foráneo al pueblo, ya que no existe un móvil que pueda vincular dicha acción contra la persona asesinada y la gente de la campiña es gente honrada y sin conflicto alguno para acometer algo así.

Resultado de imagen de le boucher chabrol

Pese al incidente que altera en cierto modo la paz y tranquilidad de la población, ya que es inevitable ver de un lado para otro a la gendarmería y sus vehículos motorizado, eso no va a impedir que la maestra prosiga haciendo vida normal y continuar conociendo al Popaul.

Al principio ella es algo reticente a establecer una relación sentimental, en cierta manera desconfía de alguien que no conoce, pero Popaul parece ser buena buena persona ya que la escucha, siente empatía por ella y le ayuda en todo lo que puede. Uno de esos días de horas compartidas, Hélène como agradecimiento a su amistad y amor decide regalarle un mechero de diseño comprado en Périgueux, localidad cercana a Trémolat.

Resultado de imagen de le boucher chabrol

Un buen dia la maestra decide programar una excursión junto con sus alumnos a una gruta cercana habitadas hace miles de años por ancestros de todos, donde abundan las pinturas rupestres.

A la salida, ya la hora de la comida, deciden ir hasta una explanada bajo un pequeño peñón. Allí una de las pequeñas le pregunta a Hélène si es posible que este lloviendo, y esta le responde que eso es imposible puesto que el cielo está despejado. La niña en vez de callarse, vocifera puesto que lo que le ha caído en el pan no es agua sino sangre de la mano de alguien que sobresale del promontorio.

Resultado de imagen de le boucher chabrol

Sin dudarlo Hélène sube a ver qué ha pasado y se encuentra con una escena dantesca; la mujer de su compañero Léon ha sido asesinada.

Parece que el homicida ha vuelto a actuar, pero no solo eso, todo indica que ha sido Popaul ya que en el lugar  del crimen encuentra el mechero que le regaló días atrás, cosa que decide omitir a la policía en su declaración puesto que no cree que este sea el responsable de tan vil acción.

Resultado de imagen de le boucher chabrol

Pese a la negativa de Hélène por creer que Popaul es inocente, no deja de tenerle cierto miedo.

La cosa se calma más tarde en el momento en que ella le pide fuego y Popaul saca el mechero. En ese instante ella ve la luz, piensa que el que ella encontró será de un tercero y la relación fluye, pero nada vuelve a ser como antes.

Resultado de imagen de le boucher chabrol

Un dia Popaul, en su aparente bondad infinita, se ofrece a pintarle la habitación a Hélène. Mientras anda trasteando con la pintura, caen unas gotas de color sobre la alfombra y buscando un trapo con que limpiarla, Popaul descubre en un cajón el mechero que ella encontró y decide guardarselo en el bolsillo sin decirle nada.

Este hecho hace que cuando ella regresa, la conciencia de Popaul esté removida, así que no le queda otra que contarle la verdad. Le dice que él es el responsable de ambas muertes, que el mechero que ella encontró era el regalado y que le costó tiempo localizar la tienda de Périgueux.

Resultado de imagen de le boucher 1970

Le susurra que no sabe que le lleva a actuar así, que si sigue vivo seguro que continuará matando, por lo que toma una navaja y la empuña contra su vientre. Con su confesión lo ha perdido todo y entiende que su amada Hélène lo odiará y ya nunca volverá a verlo con los mismos ojos.

Pese a todo ello Hélène no va a dejar de quererlo. Es así como decide extraerle la navaja y llevarlo en su Citroën hasta el hospital. En ese fatídico trayecto él le confiesa que la ama, ella callada conduce sin más.

Resultado de imagen de le boucher chabrol

Al llegar a la puerta del centro sanitario los enfermeros lo acuestan en una camilla y, por último Popaul le pide un beso antes de subir al ascensor camino del quirófano. Al llegar a planta, el corazón de Popaul, como lo hace el pulsador rojo del elevador (imagen fija que mantiene Chabrol a ritmo de latidos), se detiene; Popaul ha muerto.

La escena final es si no más que curiosa;  Hélène de regreso a su casa se para al margen del río pensativa sin saber qué será de su futuro, como si todo lo ocurrido no hubiera sido más que un mal sueño.

Resultado de imagen de le boucher chabrol

A destacar la calidad de la imagen, la sencilla trama con personajes austeros, el tacto por parte del director para hacer de la sangre y de las escenas macabras una simple pincelada del todo estéril ya que parece no buscar el hecho consumado del delito llaga, sino el impacto de estos crímenes sobre relación sentimental entre los principales.

Claude Chabrol no buscaba una película donde desarrollar pistas para llevarnos hasta el asesino, puesto que el título y el poster que lo presenta es claro, el director buscaba contarnos un relato sin complicaciones argumentales en un entorno rural y apacible sin más, y logró su objetivo.

Escrito por Rodolfo Monserrat