Los árboles dan esperanza

La Filmoteca de Catalunya dentro del ciclo “Imatges dels antípodes” nos trae Sweetie de la directora australiana Jane Campion.

Cuenta la historia de Kay, una mujer asustada por la vida, por su ahora y su mañana, atrapada en una vida gris un día decide ir a ver a una pitonisa que analiza los posos del café y le dice que el destino está en casarse con un hombre, un hombre al que no ve pero que reseña con un interrogante.

Resultado de imagen de SWEETIE Jane Campion

Kay no entiende nada, hasta que llega al trabajo y ve a Louis, un compañero de trabajo que acaba de comprometerse con su novia. Aun asi Kay ve, o quiere ver en su frente entre un mechón y un lunar, el ansiado interrogante.

Es así como acaba por camelarse a Louis y creyendo que todo está ganado, desde su estabilidad personal hasta su felicidad, pero con el paso de los días, todo cambia, se distancian y ahora cada uno de ellos vive en una habitación separada. A modo de metáfora aparece el símbolo de un árbol, un elemento que planta Louis a modo de amor por Kay, pero ella no puede soportar verlo por lo que significa verse atrapada y, decide arrancarlo y esconderlo bajo su cama.

sweetie.jpg

Los días siguen corriendo, y al final se distancian ambos, por lo que acaban tratando prácticamente como hermanos y durmiendo en habitaciones separadas.

Parece que no son buenos momentos para la pareja, a lo que se suma a la historia Sweetie, su hermana menor acompañada de un supuesto manager algo colgado por el consumo de sustancias. Sweetie es una mujer con problemas mentales graves. Parece que no ha crecido, pues sigue viendo el mundo y soñando despierta a través de los ojos de una niña. Sweetie será la gota que colmará el vaso en la relación entre Kay y Louis.

Resultado de imagen de SWEETIE Jane Campion

Durante esos arduos días, aparecen en acción los padres de ambas, unos progenitores que nos harán entender porqué Kay y Sweetie son como son, y cómo educaciones similares pueden conducir a dos personas a ser totalmente distintas.

La cinta es muy original, tanto desde su punto de partida con el misticismo y el recurso del destino, como por el desarrollo y final de la trama. La calidad de la imagen y los planos rodados son excepcionales y la banda sonora es muy acertada.

Resultado de imagen de SWEETIE Jane Campion

“Sweetie” es un claro alegato al miedo del paso del tiempo, de la juventud a la madurez y de esta a la vejez, de cómo la vida pasa sin manual de instrucciones y tenemos que ir haciendo frente a cada una de las etapas de la misma de la mejor manera posible, ya sea racionalmente o instintivamente, pero tratar de no dejar cosas en el tintero de las que podamos arrepentirnos por no haber dicho o hecho, pues mirar hacia el pasado no hará que cambien las cosas.

Como curiosidad, a nivel personal comentar que en algunas escenas, por su estructura, musicalidad, diálogos y píldoras de surrealismo, me recordó a “Everything Is Illuminated” del director estadounidense Liev Schreiber