Dentro del ciclo titulado “Krzysztof Kieślowski: No oblidaràs!”, una retrospectiva al director polaco, la Filmoteca ha proyectado “Personnel”, una cinta que se hizo para ser distribuida por televisión.

Cuenta la historia de Romek, un joven que busca alcanzar un sueño, el de trabajar entre bastidores, aunque su amor por el arte le lleva a buscar la cercanía del artista más que la del papel de “hombre invisible” en el espectáculo.

Foto.jpg

Él se presenta en un pequeño teatro de Varsovia donde lo seleccionan para trabajar cosiendo el vestuario junto con otros compañeros en el departamento de costura.

Allí descubre el entramado, no solo de la aguja, del trabajador a pie que soñaba con alcanzar una meta y se quedó atrapado en un oficio que no le satisface. Los sueños de ese departamento quedaron rotos, puesto que sus ideales, basados en sus estudios artísticos, quedan apartados y relegados a ser simples piezas del montaje y desmontaje de las obras.

Imagen relacionada

Romek llega con una ilusión infinita, pero el paso de los días le hacen ver que trabajar en un teatro no era lo que buscaba, él quería subirse a las tablas, por lo que en una reunión con el sindicato, por un incidente con el vestuario de uno de los actores, mientras uno de sus compañeros dice literalmente que el lugar está muerto, que prácticamente se vende la mitad de las localidades y que nada tiene practicamente sentido, Romek propone hacer una compañía de teatro dentro del mismo, exclusiva con trabajadores. El sindicato dice que lo va a valorar y comentar con la dirección.

Pasan la horas, y a Romek lo llama el sindicato proponiéndole que se una a ellos por la fuerza que tiene frente al grupo, él alega no tener tiempo y no vivir cerca, a lo que el organismo le ofrece, casa y estudios si es lo que desea, pero él no lo ve nada claro.

Resultado de imagen de personnel Kieślowski

Una vez planteado eso, Romek es llamado a dirección, donde dicen aceptar la propuesta y darle subvención a su proyecto teatral amateur, pero solo hay una condición, deberá contar por escrito que “sucedió” en aquella reunión con el sindicato donde el trabajador que “supuestamente boicot el ropaje del actor”, dijo que todo estaba mal y que el teatro estaba acabado. Romek deberá decidir si merece la pena traicionar a un compañero y que este sea despedido a cambio de alcanzar una pequeña parte de su sueño.

“Personnel” es una película que confronta muy duramente la candidez de lo esperado contra la cruda realidad del presente, el compañerismo de la frustración por la ausencia de proyectos profesionales frente a la amalgama de achares, discordias, represalias y corruptela del sistema.

Resultado de imagen de personnel 1976 Kieślowski

Trata muy bien el tema de las relaciones personales y el hecho que las cosas no son nunca como las imaginamos.

Kieślowski, el director, siempre dijo que era una persona pesimista, que el futuro no era más que una ventana a un lugar oscuro, pues en este film está claramente aplicado dado que los tiempos venideros para el pobre Romek no son muy favorables.

Escrito por Rodolfo Monserrat