En la segunda sesión se han proyectado, en la Filmoteca de Catalunya, “Take Me Home” el último trabajo del director iraní Abbas Kiarostami y “Parallel Sprawl” de los directores Ibai Rigby, Guillaume de Morsier y Valentin Kunik.

Take Me Home

Este cortometraje muestra la paisajística rural de un pueblo del sur de italia, a través de instantáneas en un blanco y negro excepcional, con la excusa de la caída accidental de un balón y su recorrido escalon a escalon de su odisea.

La acción surge desde la casa del pequeño donde deja el balón justo en la puerta, pero este empieza a girar y a caer por calles estrechas y empinadas, solitarias al paso del esférico, donde parece que el tiempo está suspendido en el aire y los únicos espectadores son los cuervos y unos gatos que merodean por los alrededores.

Resultado de imagen de abbas kiarostami take me home

El trayecto muestra que la planificación de lo rural es simplemente una expansión arquitectónica a merced del espacio disponible y de las necesidades de sus habitantes. Ningún ángulo es igual, ninguna calle similar, todo distinto y en su conjunto crea una belleza única.

Ante la duda del lector, y después de pasarse el balón recorriendo todo el pueblo en caída libre, el niño lo recupera sin problema.

Resultado de imagen de abbas kiarostami take me home

A destacar la calidad de la imagen, los planos tomados y el excepcional sonido. Desde mi punto de vista solo falla la recreación virtual del balón en algunas escenas que hace que el realismo de la caída y, su perfecta sincronía en el movimiento, sea un fraude visual.

“Take Me Home” fue el último trabajo firmado por Kiarostami antes de fallecer el 4 de julio de 2016 en París.

Resultado de imagen de abbas kiarostami take me home

Parallel Sprawl

Este trabajo cuenta cómo la conceptualización que tenemos entre lo que es un entorno de cemento y lo clásicamente rural está desactualizado.

Actualmente vivimos una dispersión urbanística, es decir que estamos acotados por la masificación de las urbes y la necesidad, ya sea personal de los individuos por motivos económicos o simplemente por el deseo de tranquilidad, desplazarse a núcleos foráneos, pero cercanos, a las ciudades.

Resultado de imagen de Parallel Sprawl Ibai Rigby

Ese fenómeno hace que se contamine el sentido que se tenía de lo edificado a lo que se consideraba tierra de usos, donde era clara identificar la franja de la ciudad frente a la periferia y el entorno rústico.

Para encontrar respuestas a este fenómeno, el documental analiza dos regiones; Suiza y Kosovo.

Resultado de imagen de Parallel Sprawl Ibai Rigby

Suiza es un lugar rico con una dispersión moderada a lo largo de su territorio, en cambio Kosovo es pobre y de recien “construcción”. Acabado el conflicto armado en 1999, la necesidad por volver de los refugiados y la oportunidad de ganar mucho dinero por parte de los constructores hizo del lugar un terreno a edificar sin un plan de urbanismo claro, dando como resultado una urbe creada según demanda del mercado y para nada planificada, al contrario de la estructura definida y los proyectos urbanísticos de la vieja Suiza.

“Parallel Sprawl” busca ir más allá de lo que conocemos, ver las causas y efectos de lo que es una estructuración y organización de urbes y cómo deberían ser renovados y adaptados sus edificaciones y entornos colindantes.

Resultado de imagen de Parallel Sprawl Ibai Rigby

Al finalizar la sesión se mantuvo un diálogo junto con Ibai Rigby, uno de los directores del documental con el que acabó de encuadran el documental y de enriquecerlo dándonos argumentos de que la actual situación a la que se enfrentan los arquitectos depende de multitud de factores externos a los que hace que todo sea mucho más complejo a la hora de tomar decisiones beneficiosas para la comunidad que habita en esas ciudades.

Por último comentar, uno de los espectadores hizo un llamamiento a algo que no se toca en el documental, la importancia del reciclaje y de cómo estas nuevas urbes adaptadas deben ser totalmente sostenibles dentro de lo que conocemos como ecología y economía circular. Para ello puso como ejemplo que la ciudad de Córdoba (Argentina) tomó como ejemplo de la ciudad de Barcelona, la implantación en su urbe la idea de las tres “campanitas”, los contenedores de reciclaje (papel, plástico y vidrio) y que con su pequeño inciso, dar voz a esta necesidad urgente de concienciación a los arquitectos del futuro para que diseñen acorde no solo a lo que demanda en usuario, sino también a lo que necesita el planeta.