La Filmoteca dentro del ciclo “Centenari de United Artists” ha proyectado la cinta cómica “To Be or Not to Be”  del director alemán Ernst Lubitsch (1942).

La historia nos sitúa poco antes de la invasión de Polonia por los alemanes. Unos meses en que la vida en Varsovia era tranquila, se respiraba paz e ilusión. El relato se centra en el teatro de la ciudad polaca, donde las grandes estrellas del momento son Josef Tura y su esposa María.

Resultado de imagen de to be not to be Lubitsch

Ahora mismo la compañía  andan representando a “Hamlet” del gran William Shakespeare donde Josef hace el papel del príncipe.

Por otro lado, María lleva ya tres días consecutivos recibiendo ramos de flores de un joven y apuesto piloto; Stanislav Sobinski. En un principio ella no quiere ningún encuentro con el muchacho, pero acaba cediendo a su insistencia, con lo que establece que el momento de su encuentro con él, en su camerino, será cuando Josef inicié la archiconocida escena “To be or not to be”.

Resultado de imagen de to be not to be Lubitsch

Y así hace Sobinski, cada noche puntual a la cita, se levanta de la segunda fila dejando atónito al pobre Josef y encontrándose con su nuevo amor. Josef no sospecha nada, solo que en términos profesionales le irrita que todos los días se levante el muchacho y lo interpreta como una mala actuación por su parte.

La relación entre Maria y Sobinski se afianza en ese corto espacio de tiempo, pero la noticia de que Alemania ha invadido Polonia no se hace esperar y Sobinski debe regresar a la lucha. Mientras tanto, los actores se esconden ante el bombardeo en los bajos del teatro.

Resultado de imagen de to be not to be Lubitsch

Ahora entre en juego un nuevo actor, el Profesor Siletsky, líder de la resistencia polaca, llega como invitado de las tropas del lugar donde coincide con Sobinski. Siletsky dice que va a regresará Varsovia y que si quiere puede dejarles mensajes para que los entregue a sus familiares y seres queridos. Asi es como Sobinski decide entregarle el mensaje cifrado “To be or not to be” a su querida Maria.

En ese momento, y dudando de Siletsky, el joven Sobinski decide informar a sus superiores de que el profesor es un peligro por la información que inocentemente le han cedido sus camaradas. Siletsky tiene una lista de nombres y direcciones de familiares de los pilotos polacos en la RAF, contra los que el Tercer Reich puede actuar. A pesar del aviso, el profesor llega antes a Varsovia y le entrega el mensaje a Maria. Insinuándose tanto profesional como personalmente hablando, parece que María “empieza” a tomar confianza al profesor, pero las intenciones de este no son otras que buscar una pieza clave en el espionaje, siendo esta una conocida figura teatral, nadie sospechara de ella.

Resultado de imagen de to be not to be Lubitsch

Todo se descubre cuando Joseph descubre que su mujer se ha encontrado con el profesor, a su vez sorprende al joven piloto en su cama, pero todo queda en eso. Tura decide urdir un plan y acabar con Siletsky, antes de que toque a su mujer.

Este plan va a reunir a todos los de la compañía teatral simulando en varias escenas ser miembros, disfrazados con atuendos y postizos, de la Gestapo y a usar el teatro como centro de operaciones.

ToBeOrNotTo.jpg

Todo se complica aún más con la entrada del Coronel Ehrhardt de la “Gestapo real” y la muerte del verdadero profesor. Ahora Joseph tendrá que resolver el entuerto, disfrazarse de Siletsky y tratar de engañar a los alemanes que en todo esto, siendo esta la vital y la mejor, y más fidedigna, de sus interpretaciones jamás realizada.

A destacar la calidad del guión y los magistrales giros de humor que la cinta se presta. El punto de ironía que Lubitsch toma es la clave, y con ello hace de este film una comedia desternillante y muy entretenida.

Resultado de imagen de to be not to be Lubitsch

Dicen de esta que es una de las mejores comedias jamás rodadas y, a pesar de crearse en tono de humor, el tema que trata sobre el nazismo y sus cruentas derivadas, es mucho más auténtica, reflexiva e intensa que cualquier otra cinta rodada hasta el momento.

Por último comentar que esta película fue la última que protagonizó Carole Lombard antes de morir trágicamente en 1942 como consecuencia de un accidente de avión cuando regresaba a Indiana donde fue a dar sus apoyos para la compra de bonos de guerra. La película se estrenó dos meses después del suceso.