Dentro del marco del Festival Wallay, se ha proyectado el drama rural Hyènes del director senegalés Djibril Diop Mambéty, considerado uno de los cineastas africanos de culto por su técnica cinematográfica original y experimental y no lineal, estilo narrativo poco convencional y sus personajes tan característicos.

Cuenta la historia de Colobane, una pequeña ciudad rural del Senegal interior donde vive Draamaan, un anciano que regenta un mix entre bar y colmado y, que da servicio a todo el pueblo con sus bebidas, arroz, tabaco…

Resultado de imagen de Djibril Diop Mambéty hiyenes

Aparenta tranquilidad este pequeño lugar, sitio donde el tiempo parece haberse detenido frente al progreso, puesto que todo es de antaño y lo rudimentario es lo que se lleva.

Un buen dia, les despierta la noticia de que una mujer regresa al poblado después de 30 años de exilio. Se dice que es rica y que va a traer la prosperidad al lugar. En cierta manera es un cierto halo de esperanza a un lugar aparentemente en un estado cataléptico. Lo que no sabe Draamaan es que este hecho le hará cambiar su mundo.

Resultado de imagen de Djibril Diop Mambéty hiyenes

La mujer en cuestión es Linguère Ramatou, la ex amante de Draamaan y, quien supuestamente le acusó con dos falsos testigos de adulterio, cosa que precipitó su salida del pueblo y con ello la destrucción como persona tanto moral, por tener que subsistir ejerciendo la prostitución en tierras extrañas, como física, a consecuencia de ese mismo maltrato en la vida, con la pérdida de una pierna y una mano.

La propuesta de madame Ramatou es clara; dará millones para las mejoras del pueblo y para la comodidad de sus conciudadanos a cambio de quedarse con el poder de la justicia para condenar a muerte a Draamaan, el hombre que la dañó.

Resultado de imagen de Djibril Diop Mambéty hiyenes

Hyènes es una mezcla entre amor y desamor, regada con maldad, y un fuerte deseo de venganza. A la vez, se hace una clara crítica a la corrupción y el neocolonialismo, al consumismo y la invasión territorial con los nuevos avances tecnológicos de occidente.

La cinta, como su nombre indica, no deja de ser una forma de mostrar cómo las personas pueden convertirse en esos mamíferos carnívoros moteados, donde el olor del dinero les atrapa hasta pervertir los valores y llegar a matar por ello.

Resultado de imagen de Djibril Diop Mambéty hiyenes

A destacar la belleza de los paisajes, la naturalidad con la que rueda los entornos y las pequeñas secuelas animalistas, así como el tratamiento del recurso comedia para contar el drama de la corrupción y el despertar de los instintos de poder “artificial” que el parné provoca ante la mayoría de las personas; vidas que se destruyen en un supuesto mundo ecléctico.

La calidad del guión es excepcional y el ritmo, a pesar de que el cine africano tiene la característica de ser lento, Mambéty consigue mantenerlo en suspenso y dándole con ello una cierta agilidad constante para no hacerse del nada pesado.

Resultado de imagen de Djibril Diop Mambéty hiyenes

En definitiva, Hyènes es un imprescindible para entender en parte, como es la condición humana.

La película se basa en “La visita de la vieja dama” (1955), una tragicomedia realizada para se representada teatralmente, escrita por el suizo Friedrich Dürrenmatt (1921-1990).

Escrito por Rodolfo Monserrat