La Filmoteca nos trae una apuesta del director inglés Paul Anton Smith, un collage de secuencias cinematográficas que no solo buscan homenajear al séptimo arte sino que también nos van a hacer partícipes del ritual a la hora de ir a las salas, como cuando compramos las entradas en taquilla, nos sentamos en la butaca, compartimos palomitas, gritos, caricias o besos, de cómo nos reímos o nos da la llantera, y de cómo una vez acabada la magia del cine, desalojamos el espacio para continuar con nuestra vida.

Pasamos desde “Sunset Boulevard” de Wilder hasta “Scream” de Craven, de “Les Herbes folles” de Resnais a “A Clockwork Orange” de Kubrick o de “The Aviator” de Scorsese hasta “Casablanca” de Curtiz, así hasta más de 1000 recortes de entre unas 100 películas multigéneros, universo en que reconocemos a la gran mayoría de sus protagonistas.

Resultado de imagen de Have You Seen My Movie - Paul Anton Smith

Smith dijo de su trabajo que “esta puede ser la película más romántica, dramática, llena de suspenso y llena de acción cuyos protagonistas son, en su mayoría, totalmente sedentarios”.

En este film nos damos cuenta que no solo hay vida entre el relato y el proyectista, estamos nosotros, extraños que compartimos nuestro tiempo en un mismo lugar para reflexionar, descubrir, soñar… y sobre todo, aunque parezca lo contrario, no estamos solos en ese lugar de culto para algunos, donde me incluyo.

Resultado de imagen de Have You Seen My Movie - Paul Anton Smith

Es curioso como este trabajo, esta amalgama de historias que parecen unirse de forma aleatoria e inconexa salvo por la acción que se da en cada momento, repetida en la siguiente, no se hace para nada pesada visionarla.

Si decides verla, no esperes una historia secuencial, pero si sentir un montón de recuerdos en tu mente, como por ejemplo tratando de recordar, donde y cuando fue la primera vez que viste esa película, o recopilando datos de cada una de las escenas que no reconoces, para cuando llegues a casa googlearlas y buscar cuales eran. Si no das con ellas, no te preocupes, en los créditos finales, Smith las lista todas.