Dentro del ciclo dedicado a Myriam Mézières, la Filmoteca de Barcelona ha proyectado “Le journal de Lady M” del director suizo Alain Tanner (1992).

La historia parte en París donde Diego, un pintor catalán de visita en la ciudad del amor, descubre a “M” mientras actúa sobre un escenario como cantante de un grupo musical. Ese flechazo es tal, que acaba por esperarla al final de la actuación y desea acompañarla hasta su casa mientras conversan sobre la vida. Pasan los días, pero Diego debe volver a casa, a su Barcelona natal, pero no se despide de ella si no que le deja sus señas de su vivienda y le dice que si algun dia visita Barcelona, sepa donde encontrarlo.

Resultado de imagen de Lady M le journal

Dos semanas más tarde Diego” está tan metido en la mente de “M” que esta decide ir hasta la ciudad condal. Con las señas que Diego le dió llega hasta el barrio de la Barceloneta donde le abre la puerta una mujer negra con una bebé que le indica que el taller de Diego está en el piso superior.

Allí llega ella, y Diego, como si no hubiese pasado el tiempo la sigue deseando tanto como en aquel escenario. Es tal la pasión, que le plantea irse de viaje con ella y mostrarle los pueblecitos catalanes, ella accede a la aventura y se entabla un romántico idilio hasta que ella descubre, por una fotografía que se le cae a Diego de la cartera, que la chica de color y la niña son la esposa y la hija del pintor.

Resultado de imagen de Lady M le journal

Todo parece desmoronarse, pero la habilidad de Diego acaba por convencer a “M” de seguir en contacto.

Es tal la paradoja que “M”, por estar cerca de Diego decide invitarlo a él y a su mujer y niña a pasar unos días a su casa parisina. Allí “M” no se va a conformar en amar al artista sino que va a empezar a sentir deseos por la mujer, gestando asi un trio amoroso. Una situación del todo inestable que acabará por desfragmentar la relación de todos ellos.

Lady M.jpg

A nivel técnico destacar los ángulos en que se graban ambas ciudades sin tomar grandes referencias de los lugares turísticos y la complicidad entre Juanjo Puigcorbè, Myriam Mézières y Félicité Wouassi.

A nivel argumental comentar que denota que el guión se ha trabajado muchísimo y ello le da una calidad notable.

Resultado de imagen de Le journal de Lady M

“Le Journal de Lady M” es una de esas historias que nos envuelve el corazón, de esas que nos muestra el concepto de amor y nos lleva de un lado para otro hasta confundirnos y hacernos entender que ese sentimiento no es más que un estado inestable de alegría, tristeza y melancolía del pasado ardiente, del presente estable y del futuro incierto.