Dentro del ciclo de cine en 3D que inició la Filmoteca de Barcelona en el mes de noviembre, ha regresado con el clásico “Dial M for Murder” del maestro del suspense Alfred Hitchcock.

Cuenta la historia de Tony Wendice (Ray Milland) un exjugador de tenis famoso que maquina un plan para acabar con su bella esposa Margot (Grace Kelly) porque descubre, a través de la única carta que conversa ella de su amante, que le es infiel.

Resultado de imagen de dial m murder

No todo es venganza por la infidelidad, sabe de ella que tiene un gran patrimonio que le aguarda a la vuelta de la esquina, y la única forma de hacer esos bienes suyos es heredando.

Para ello se las ingeniará al localizar a Swann (Anthony Dawson), un viejo amigo y compañero de facultad,a  través de un anuncio de venta de un vehiculo en un periodico local, y con el pretexto de la negociación de la compra, se cita en su casa. Allí lo maneja a su antojo hasta chantajearlo y obligarlo a cambio de su silencio, que acceda a la vivienda cuando este no este y acabe con la vida de Margot justo cuando suene el teléfono, que será la señal cuando llame Wendice a su esposa.

Resultado de imagen de dial m murder

Todo parece estar milimetrado, pero cuando Swann está a punto de acabar con la vida de Margot, esta alcanza a tomar unas tijeras que invierte los papeles de víctima y verdugo. Rápidamente Wendice deberá cambiar todo lo planeado para tratar de salir victorioso de este desaguisado.

A destacar la inventiva y magistral puesta en escena de la obra así como la impecable actuación de los protagonistas principales.

Resultado de imagen de dial m murder

Curiosamente la cinta carece de escenarios, puesto que la mayor parte del suceso y acontecimientos posteriores se relatan desde el interior del apartamento de la pareja. Eso es una de las cosas que demuestran que el guión nos atrapa y dejamos de lado ver más allá de esas cuatro paredes, solo estamos atentos de los que nos cuentan sus protagonistas.

La cinta se proyectó en la sala Chomón en formato 3D y la verdad, en colorido y realismo, gana mucho en la gran pantalla. “Dial M for Murder” está basada en la obra homónima de teatro del dramaturgo inglés Frederick Knott (1916-2002), trabajo con la que ganó fama como tal.