Esta es la historia narrada en primera persona de Aharon Appelfeld (Ucrania 1932 -Israel 2018) un superviviente que consiguió salvarse escondiéndose en unos campos de cereales a los 8 años de edad, dejando atrás a su madre, que fue asesinada a la edad de 31 años a la llegada de los nazis al pueblo natal del pequeño.

Su padre lo encontró agazapado en mitad del sembrado. Allí vivieron hasta que el otoño de 1942 él y su progenitor fueron deportados a uno de los campos de exterminio en Transnistria. Un día, dentro ya del campo, Aharon logró escapar por la alambrada, pero el padre que permaneció en el campo hasta que fue liberado meses más tarde.

Resultado de imagen de aharon appelfeld

Aharon permaneció solo, buscándose la vida durante varios años hasta que decidió alistarse, como cocinero, en el RKKA (Ejército rojo). Tras el fin de la guerra, estuvo un tiempo en un campo de refugiados italiano antes de crear su hogar en la Palestina de 1946, dos años antes de la independencia de Israel en 1948. Allí trabajó y continuó sus estudios además de aprender hebreo, lengua que posteriormente usó para escribir sus memorias;  el último escritor israelita testimonio en primera persona del horror del holocausto.

Sus recuerdos, a pesar del paso del tiempo, parecen ser totalmente recientes e inalterables. El pobre se emociona y confiesa que su mente sigue en aquellos ocho años cuando piensa en su madre, una mujer que permanecerá eternamente joven en su memoria a pesar que de él ya casi ha triplicado su edad.

Resultado de imagen de Aharon Arnaud Sauli

Respecto a su padre, nos cuenta que acabada la guerra, lo localizó en una de las listas que se colgaban en la Agencia Judía israelí donde se anunciaban los nombres de los judíos habían sobrevivido al holocausto. Recordar ese dia le embarga de alegría , un reencuentro totalmente inesperado en una “maabará” (campamento de refugiados en Israel) en Be’er Tuvia donde el padre no supo reconocer a su hijo, pero si al revés. Dice Aharon que le contó muchas cosas sobre esos duros momentos, pero los reserva en su sino, no lo contará nunca frente a una camara.

Pasados los años, comenta que también, una vez le confirmaron donde estaba enterrada su madre, quiso “cerrar” en cierta manera el duro capítulo de su vida, una pérdida inapropiada en su más tierna infancia y cuando más la necesitaba.

Resultado de imagen de aharon appelfeld mother

Así pues, decide ir a la fosa común, ahora un campo de malas hierbas, donde aseguran que están los restos de su querida progenitora; un momento conmovedor donde se entremezcla la rabia de impotencia por los hechos acontecidos y la reconciliación con una madre que nunca debió de haberse ido a tan temprana edad.

Aharon Appelfeld murió en Israel el 4 de enero de 2018 a la edad 85 años. Con este documento a viva voz nos deja un testimonio desgarrador de lo que en esos tiempos sucedió en la II Gran Guerra; sucesos sin sentido que crearon un tremendo sufrimiento en los que quedaron en pie.

Escrito por Rodolfo Monserrat