Esta es una de esas historias de antaño, de esas en que la cápsula del tiempo reside en nueve viejas misivas, cartas que ya no circulan pero que atrapan historias que para el director le revela toda una historia familiar que el desconoce.

Resultado de imagen de mario bomheker cartas

“Cartas” es un viaje que parte en el momento que muere el padre de Mario Bomheker, director de este documental, que rebuscando entre los enseres de su estimado progenitor, encuentra en una vieja maleta unas cartas escritas en Idish y unas instantáneas de desconocidos en ese momento.

En ese momento Bomheker queda estupefacto, no sabe nada de ello, parece que la vida le reserva una sorpresa. Él desconoce el idioma y decide ir a que se las traduzcan. Allí es donde descubre que las cartas son de su abuelo, de unos tíos y de primas, familiares que se quedaron en Polonia mientras que su padre Noé, junto con su madre y el mismo Mario, emigraron, en los años treinta, hasta Argentina huyendo de la situación política de Europa.

Resultado de imagen de mario bomheker cartas

A partir de este hallazgo, Mario decide partir a los lugares de origen, Alemania, Israel y Polonia, para buscar mas en los archivos oficiales, relatos de familiares segundos y terceros y hasta entre las tumbas de aquellos apellidados Bomheker, el último vestigio por explorar. No deja de ser un reto personal por descubrir como vivieron, como sufrieron y donde acabaron esas almas.

No todo es bello lo que va a descubrir Mario, y menos con el condicionante de una familia judía en ese momento donde el odio hacia esa cultura crecía. La desesperación por huir de aquellos escenarios de sufrimiento y próxima muerte, generaron tantos estragos que las familias quedaron irreparablemente sesgadas y los pocos que quedaron en pie, sufrieron tanto como los que acabaron allí sus días. El documental no muestra en ningún momento una sola gota de ira, si de nostalgia y tristeza, a la vez que de esperanza, una esperanza que queda sostenida por el puente de la memoria, esa que hace que esos viejos papeles cobren vida.

Resultado de imagen de bomheker cartas

A Mario Bomheker le va a llenar un vacío que desconocía, va a completar un árbol genealógico que no imaginaba y contactará con familiares de segunda y tercera linea de consanguinidad que sin las famosas cartas nunca hubiera llegado hasta ellos. Esos viejos papeles que sirvieron para informar ahora se tornan clave para conectar unas vidas, en el terreno personal de Mario, pero que también se van a usar para descubrir, desde otro punto de vista más intimo, y reflexionar en aquello que sucedió en esos meses difíciles para el colectivo judío. Tiempos que no deben quedar en el olvido y que no deberían repetirse nunca más.

El documental acaba haciendo referencia a una fotografía que se muestra al inicio del mismo, una imagen en la que aparecen sus familiares mas cercanos pero que justamente falta un trozo de la misma que impide saber quien esta al lado de su abuelo. Un vacío irreconocible que permanece inalterable en el tiempo, como lo es la historia hasta el momento atrapada entre archivos. En un último homenaje, se coloca la fotografía a modo simbólico en la lapida del padre y se añaden las piedras típicas de la cultura judía para alabar la figura de quien fuera. Parece que así Mario quiere unir lo que a su padre le fue arrebatado, aún sabiendo que queda un hueco, como en la fotografía, vacío que nunca se llenará.

A veces son las fotografías, una referencia o simplemente una historia que nos contaron de nuestros antepasados y que no logramos comprender, el detonante que nos hace despertar y que deseemos saber que fue de esas vidas que no conocimos pero que están impregnadas de nuestro ADN. Personalmente así me pasó a mi, que ando en mitad de una investigación sobre mi pasado, por lo que empatizo con Mario en ese sentimiento en la búsqueda de las huellas que dejaron nuestros seres queridos.