Dentro de la semana BCNegra de Barcelona, junto con la participación de la Casa América Catalunya, se proyectó la película “Betibú” de Miguel Cohan (2014), basada en el libro homónimo de la escritora Claudia Piñeiro.

Resultado de imagen de betibu 2014

Esta es la historia de Pedro Chazarreta, un importante empresario que aparece asesinado en la buardilla de su lujosa casa en el country “La Maravillosa”. La ama de llaves lo encuentra degollado sentado en un vetusto sillón, con una botella de whisky en una mano y un cuchillo ensangrentado en la otra y, para mas inri, su viejo tocadiscos sonando a ritmo, en bucle, de la famosa  “Sing, sing, sing” de Benny Goodman.

Todo apunta a que se ha suicidado, ya que el personaje en cuestión fue acusado no hace mucho del homicidio a su mujer. Pero hay cosas en la escena del crimen que no cuadran.

Algo parece estar claro, el asesino se encuentra en el lugar residencial, puesto que nadie entra y sale del country sin dejar rastro.

Resultado de imagen de betibu Pedro Chazarreta

El Tribuno, uno de los periódicos mas potentes de Argentina, contrata a Nurit Iscar, una dama de la novela policíaca argentina, ya retirada, y que ahora por necesidades económicas decide aceptar el caso, dando así cobertura a través de sus grandes dotes de observación y análisis. Para ello se muda hasta el country desde donde irá relatando diariamente el caso.

Nurit no estará sola en todo esto, al frente de la investigación está Lorenzo Rinaldi, el director de la publicación, con quien mantuvo una relación sentimental, apasionada y tormentosa en el pasado, un joven y audaz Mariano Saravia y, un veterano y mordaz Jaime Brena, quién le puso el apodo de “Betibú” a su vieja amiga Nurit.

Bet.jpg

En uno de los registros en la casa del difunto, Nurit se da cuenta que falta una vieja instantánea en uno de los marcos de la mesa de Chazarreta. A través de la hemeroteca del diario y la agenda de contactos del empresario, no exenta de dificultades, hallaran copia de la fotografía. Una imagen en blanco y negro en la que aparece Chazarreta junto con “las furias”; compañeros de secundaria, prácticamente todos muertos, también en extrañas circunstancias. El apodo de “furias” viene dado por el difunto y sus amigos, mote que resuena a puro sadismo. La mitología clásica clasifica a estas alimañas como la personificación de la venganza, seres que tenían como misión castigar a aquellos que consideraban culpables de algún hecho.

Haciendo una segunda lectura a la cinta, vemos que está llena de alusiones al sistema corrupto que hay en las altas esferas en el mundo, poderes fácticos que dominan el mundo desde la sombra. En este caso concreto le toca el turno a ser puesta en cuestión la República Argentina, que desde el punto de vista de la historia, nunca tuvo, ni buenos ni sanos, gobernantes a la altura de lo que demandaba el pueblo.

Resultado de imagen de betibu cohan

La cinta puede recordarnos a “El Secreto de sus ojos” de Juan José Campanella (2009) o mas recientemente “Tesis sobre un homicidio” de Hernán Goldfrid (2013), por la tematica que aplica y su tratamiento tanto en el planteamiento, desarrollo, avances y giros de la trama como, en la definición de los personajes.

“La corrupción del alma es más vergonzosa que la del cuerpo”

José María Vargas Vila