Dentro de la muestra de las mejores películas del año que nos trae la Filmoteca de Catalunya, hemos podido ver “Lo tuyo y tú” del director surcoreano Hong Sang-soo.

Esta es la historia de Youngsoo, un joven pintor de profesión, residente en Yeonnam-dong, un barrio más de moda en toda Seúl y, que un buen día se entera, por terceros, que su actual novia Minjung, esta saliendo con otros hombres.

Lo tuyo.jpg

A raíz de este suceso, una pelea dialéctica desemboca en tomarse un respiro y no verse en un tiempo.

Youngsoo pierde el norte y se pasa el día buscándola por los alrededores, pero no da con ella. Desesperado, acude a pedir ayuda a sus amigos, pero sin fortuna alguna.

Mientras tanto, Minjung o alguien que dice ser su hermana gemela, coincide fortuitamente, en una cafetería, con varios hombres que insinúan conocerla. Ella lo niega, pero accede a ser cortejada. Parece que el director juega con la anfibología del ser o no serlo, con el puede que realmente fuera otra persona o son simplemente maniobras de distracción que usa Minjung para crear una interesada “nueva personalidad”.

Resultado de imagen de lo tuyo y tu

Sea como fuere, el pobre Youngsoo no hace mas que deambular por toda la ciudad sin saber donde refugiar su tristeza hasta que encuentra a la “doble” o no de Minjung, y todo parece que vuelve a empezar de nuevo, el creyendo a ciencia cierta que es ella y, ella, como espectador, creo que no sabe realmente quien es o quien quiere llegar a ser en esa nueva etapa de su vida.

Es una extraña película ya que no deja claro si en realidad existen gemelas o simplemente es un juego de identidad por parte de la protagonista. Una ambigüedad que descoloca al espectador, ya que distorsiona la historia de amor hasta el punto de pensar o bien, que “algo vivido” vuelve a “rebrotar” o, todo empieza a partir de ahora; un comienzo basado en experiencias previas o, por el contrario, el nacimiento de algo nuevo.

Resultado de imagen de lo tuyo y tu

“Lo tuyo y tú” es una relato intimista sobre la inseguridad masculina en las relaciones de pareja. Pero también trata la indecisión ante las cuestiones del corazón, los entresijos de la verdadera identidad, la quimera del amor y la disposición que tiene el afecto para restablecerse y, volver a enamorarse.

“Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es”

Jose Luis Borges (1899-1986)