“Aunque el conjunto no deje de tener en todo momento el aire novelesco y presenciable que necesita la biografía para que emocione, no haya ninguna novelería que pueda destruir en el lector de corazón la idea de que esta asintiendo a la verdad de lo sucedido. Pueden confiar en mi los hombres entusiastas y sin prejuicios de género y método”

Con esta cita del libro “Goya”, escrito por Ramón Gómez de la Serna (1928), junto con el juego de sombras de un autorretrato de Goya, el director, David Mauas, nos lleva a un terreno sombrío e inhóspito, a sucumbir con un cierto halo de misterio la figura del maestro que, desembocará visualmente en el estudio de fotografía del barcelonés Ramon Calvet Artasona.

director.jpg

El documental parte del descubrimiento fortuito por parte de Ramón, cuando llega a la casa de subastas de un amigo suyo, y ve por primera vez un retrato de “Antonio María Esquivel”. Un cuadro que, al parecer, Calvet ve rasgos de ser una obra de Francisco de Goya, pero que al galerista amigo no aprecia, ya que según el mismo Ramón, los marchantes de arte son “obtusos” y no ven mas allá de lo que tienen delante de sus ojos.

Antonio_Maria_Esquivel_portrait.jpg

Así empieza la odisea de Ramón Calvet para demostrar la sutoria de dicho cuadro. De la mano de Jaume y Joan Font, inversores inmobiliarios y artísticos, se establece un pacto en el que ellos gestionarán los estudios de catalogación y trámites para demostrar quién realizó los trazos. Si se concluye que fue el maestro “Goya”, venderlo a un tercero a cambio de una comisión por dicha transacción. Ambas partes cierran el trato y es cuando empieza la ardua tarea con el fin de llevar todo a buen puerto.

Resultado de imagen de Goya, el secreto de la sombra

Cuando se estudia una obra, salen a a luz misterios que no veíamos hasta ese momento. Sucedió con “Leonardo Da Vinci”, con el descubrimiento del uso de las proporciones a través de los números áureos; con “Antoni Gaudi” y los números bíblicos; “Salvador Dalí” con el 7 (el número de Dios). Ahora se nos revela el caso de Goya, que no usa los números, pero oculta el enigma de las llamadas “grafías o microfirmas”. Un sello de identidad escribiendo “GOYA”, “GY” o solo “G” o la “Y” en los parpados, los labios, los botones, cerca de las puntas de los zapatos de los retratados, eso si, frecuentemente en los lugares mas penumbrosos del lienzo. Parece mas un juego propuesto por el mismo Francisco de encontrar su nombre oculto sobre el lienzo que no una técnica “clara y concisa” de autenticidad. Sea como fuere, no se había descubierto hasta estos últimos años, y es el mismo Ramon Calvet, quien se basa en las cinco o seis grafías completas que aparecen en el retrato, para declarar que es de Goya.

Mientras se debate todo ello, viajamos hasta Fuendetodos, el pueblo natal del pintor, donde descubrimos porqué nació allí y no en Zaragoza como todos sus hermanos, visitamos la iglesia donde está la pila bautismal, el lugar donde dibujó sus primeros trazos y, de allí, vamos directos al Museo del Prado, donde se alberga la mayor colección del genio.

Resultado de imagen de Fuendetodos goya

En el museo, David Mauas entrevista a varios técnicos y expertos en arte, donde se reconoce que es muy complicado demostrar que una obra desconocida es de un autor concreto y, generalmente se clasifican como cuadro “de la escuela española, francesa, italiana… de esa época”. Según Ramon Calvet, no reconocer una obra que no ha sido catalogada es porque “los técnicos, las instituciones y los museos que velan por preservar el legado artístico” tienen un cierto prestigio adquirido y no hacer dicha acreditación, no deslegitimiza “su posicionamiento”.

Existen muchas leyendas acerca del “maestro”, como su posicionamiento como machista nacionalista, si se reía o no de los retratos que le hacia a los “Reyes”, si no sabia pintar las manos, si, políticamente hablando, era de derechas o de izquierdas (dato curioso porque sus imágenes se usaron como propaganda para ambos bandos, los nacionalistas y los republicanos durante la Guerra Civil Española).

Resultado de imagen de Goya guerraHace unos años se descubrió el “cuaderno italiano”, un diario personal del artista desde su viaje, como estudiante, a Italia, hasta el traslado de su familia de Zaragoza a Madrid; unas anotaciones que muestran a un Goya aún mas complejo.

El viaje finaliza en Madrid, mas concretamente en la “Ermita de San Antonio de la Florida”, la última morada de Goya y, los juzgados, donde se va a revelar el resultado de la autoría del retrato.

Francisco de Goya es todo un enigma a día de hoy. Muchas de sus obras aún entrañan preguntas sin respuesta aparente, cuestiones sin resolver y que solo los ojos del maestro serian capaces de revelarnos. Los expertos no descartan que aparezcan obras inéditas de Goya y muchos otros artistas, porque hay mucho arte “disperso” por el mundo.

Resultado de imagen de Goya, el secreto de la sombra

Recomiendo ver este documental, para conocer mas acerca de la obra y técnica de este genio, descubrir “los entresijos” del negocio de los marchantes y la gestión, tratamiento y conservación que toman las instituciones frente al patrimonio nacional. Sin olvidarme de que todo ello, queda amenizado con el jazz sutil y delicado del músico y compositor Ian Briton.