En esta tercera sesión, dentro de la programación, elegí revisar el clásico de Alain Resnais; “Hiroshima, mon amour” (1959).

Después de rodar una película, en Hiroshima, sobre la paz, una joven actriz francesa (Emmanuelle Riva) pasa su última noche en un hotel, en compañía de un japonés (Eiji Okada).

hiroshima-mon-amour.jpg

Dos desconocidos en mitad del crepúsculo un el anhelo de deseos diferentes; ella, por un lado, intenta superar el cariño que padeció por un alemán en la época de la ocupación francesa, un amor imposible vivido en Nevers (ciudad situada entre la confluencia de los ríos Nièvre y Loira); el japones en cuestión es ahora un nuevo amor prohibido. Por otro lado, él es un hombre afligido y dolido por la guerra, a pesar de no haberla vivido tan intensamente, no deja de pensar en la contienda pasada y los efectos debastadores que tuvieron lugar en su Hiroshima querida. Ambos están casados con otras personas, a pesar de ello, nunca revelaran sus identidades pero no dejarán de hablar de todo lo que se les pase por la cabeza. Aquí la canción “To Know You Is To Love You”, popularizada por B.B.King, seria de aplicación ya que con el paso de los minutos, el amor va creciendo entre ambos.

Resultado de imagen de hiroshima mon amour

Un encuentro fugaz que se transforma en un enamoramiento, una cura a los males de ambos y que dejará al descubierto las heridas no cicatrizadas y las debilidades de ambos personajes, tormentos del pasado que les alcanzarán hasta en lo bello de este presente.

En definitiva “Hiroshima, mon amour” es mas que una historia de amores imposibles, es el testimonio, llevado por de una dialéctica íntima y personal, de dos mundos dispares sobre la recuerdo, la superación y el olvido.

El guion fue escrito por la novelista, guionista y directora de cine francesa Marguerite Duras.