En esta cuarta sesión, hemos podido ver;

Vênus – Filó, a fadinha lésbica (Sávio Leite, Brasil, 2017)

Un cuento de hadas en el que la ninfa Filly, vestida de hombre, es capaz de seducir a las mujeres con sus dinámicos dedos. Un arte que entusiasmará a todo un municipio.

Máscaras (David San Juan, Bélgica 2016)

Lucas, un enamoradizo muchacho y adicto al mas puro sentimentalismo romantico, es cautivado por Víctor, un hombre lleno de vacías promesas, ofertas que será incapaz de materializar. Lucas desencantado por el arte del engaño cautivador del tal Víctor, decide preparar su vendetta.

Tunel Koloretsua (Deiane Moreno, Euskadi, 2016)

Miren apunto de contraer matrimonio, se encuentra con una antigua amiga de la facultad. Algo que hará que todo cambie en su interior, cambios de perspectivas que le abrirán otros horizontes y descubra quien es en realidad.

Mai (Marta González, Cataluña, 2017)

Tres ancianas (Carmeta, Mari y Pilar) de Sucs, un pequeño pueblo de Lleida, se pasan todas las vísperas, repasando sus quehaceres, sentadas en un banco. Una nueva y extraña pareja de chicas que llegan a la villa, centraran el coloquio de las tres abuelitas.

mai.jpg

Versátil (Carlos Ocho, Cataluña, 2017)

Una noche, Álex y Hugo, una joven pareja de pocos meses de convivencia, debatiran sobre su sexualidad, cosa que provocará que ambos cuestionen su posicionamiento en la relación.

Según Mateo (Osama Chami, Enrique Gimeno, España, 2017)

Una pareja, Mateo y Marc, después de una acalorada discusión entre ellos, Mateo se marcha. Una serie de sucesos hará que Mateo descubra su insensibilidad ante ciertos aspectos de la vida.

Primero-Verdadero-Último (Luis Fernando Midence, Guatemala, 2017)

Se nos cuenta la historia de tres parejas en un estado sin derechos para el colectivo LGBTI. “Primero” nos habla del inicio de una relación, “Verdadero” del descubrimiento de los secretos de pareja y “Último” la ruptura de pareja cuando la honestidad es algo que brilla por su ausencia.

Resultado de imagen de Primero-Verdadero-Último (Luis Fernando Midence,

Si un árbol cae en el bosque… (Josué Bernabé, España, 2017)

Se nos habla de la realidad de las personas homosexuales cuando llegan a la madurez. Un momento que muchas veces no se corresponde con el concepto de felicidad, sino que es mas un estado de soledad, melancolía o tristeza intrínseca a lo que pudiéramos llamar el mal endémico de nuestra sociedad; el aislamiento forzado.

No nos habla solo del momento actual, sino del que en épocas de dictadores consideraba ser homosexual un delito tipificado por ley. Una legislación que desamparaba a un colectivo muy vulnerable y que les obligaba mantener un silencio para evitar posibles represalias.

Carlos, Rosa, Eduardo y Ricardo, de la mano de Josué Bernabé, nos cuentan como han sido sus vidas y como afrontan su presente.

Resultado de imagen de Si un arbol cae en el bosque… (Josué Bernabé

After Louie (Vincent Gagliostro, Estados Unidos, 2017)

Sam (Alan Cumming) es un pintor newyorkino de 55 años, con un cierto renombre en las galerías de arte y que últimamente anda apagado y falto de creatividad por su tristeza interior. Hace veinte años murió su pareja, de VIH, y desde entonces vive obsesionado con los recuerdos (fotografías, grabaciones, escritos…) de ese feliz pasado. Un ayer que daña su ahora, una nostalgia que no le permite avanzar y que lo lastra retroalimentándose de su memoria e idealizando la figura de su amor perdido.

Sam fue un activista en ACT UP, y en los tiempos que vive no entiende como las personas homosexuales no luchan de la misma manera que lo hizo él en su época. Ve pasividad ante el colectivo que parece tenerlo todo ganado, cuando en realidad solo es el principio de la lucha por la igualdad y el respeto.

Entre trago y trago en el bar, ahogando sus penas, conoce a Braeden (Zachary Booth) un chico de 30 años que le recordará a su gran amor de juventud y una ilusión por seguir adelante.
Louie.jpg

Sam y Braeden entablaran una relación mas profunda, mas de amigos que de amantes, para tratar de sanar sus heridas y poder así salir del bache emocional y continuar con el viaje de su vida.

Una película muy emotiva, real, cargada de sentimentalismo y que demuestra que se puede amar de muchas formas distintas.

El amor verdadero, a parte de no olvidarse nunca, puede ir mas allá del concepto de “vida”; el cariño no se pierde con la desaparición física de la persona.