La última obra de Tornatore nos deja perplejos ante lo que podríamos clasificar como “limites del amor”.

Amy Ryan (Olga Kurylenko) es una joven estudiante universitaria que para poder hacer frente a sus gastos, trabaja como doble en escenas de acción en películas y series de televisión.

Ed Phoerum (Jeremy Irons) es un reputado profesor de astrofísica, de origen escocés, que ha dedicado toda su vida al estudio de las estrellas. Resultado de imagen de la correspondencia peliculaAmy y Ed entablan una bonita amistad, lo que les lleva poco a poco a una relación apasionada.

Un amor que se inicia y crece en Borgoventoso, más conocida como la isla de San Giuliouno. Uno de los lugares más bellos, idílicos y tranquilos de la Llanura padana al norte de Italia y a orillas del Lago d’Orta.Resultado de imagen de la correspondencia peliculaEd es un gran apoyo para Amy, dado que ella encuentra el consuelo y la paz interior que necesita que, por circunstancias del pasado, aún no ha sabido superar. Ed halla en Amy, la mujer que no tiene, ya que enviudo joven, y siente con ella, que su mundo vuelve a tener cierto sentido.

Parece que ambos mantienen un equilibrio mutuo, no pueden vivir el uno sin el otro y no dejan de estar en contacto diario, pese a vivir en lugares distintos; por mensajería instantánea, sms, cartas o vídeos.

Todo fluye perfectamente hasta que Amy asiste a una conferencia en la universidad, donde Ed es el invitado “estrella”, y este no aparece. Anuncian en la sala que “Ed Phoerum ha muerto”.Resultado de imagen de la correspondencia peliculaElla no entiende nada, pocos minutos antes había recibido un mensaje de Ed, pero “supuestamente” él llevaba muerto ya varios días. Amy entra en un estado de stock y no comprende como el profesor sigue comunicándose con ella.

Amy no cree nada acerca de su muerte y decide emprender un viaje a Edimburgo, donde Ed vive junto a su familia. Un periplo hacia la búsqueda de la verdad, mientras ella incomprensiblemente, sigue en comunicación directa con Ed. Visto que no saca prácticamente nada en claro, ya que sigue recibiendo misivas y regalos de Ed, decide volver a Borgoventoso para tratar de indagar que sucede, y de seguir vivo, encontrar respuestas del por qué esta simulando su propia muerte. No va a ser un trayecto unidireccional, si no que Amy tambien va a embarcarse en su propio interior y, va a afrontar sus errores del pasado para tratar de cambiar su actitud hacia el mundo que la rodea, sobre todo con una madre con la que no se habla desde hace mucho.

Resultado de imagen de la correspondencia pelicula

Por supuesto que “La Correspondencia” es una película que nos habla del valor de la palabra amor, a través de una trama compleja pero de una sencillez en el uso del lenguaje verbal y el no verbal, me refiero al “laissez faire, laissez passer” de los protagonistas y a la lentitud de cámaras que añaden esa paz por los placeres de lo cotidiano como es, por ejemplo, contemplar los reflejos de las casas en el lago sin que el tiempo interfiera en la acción. Esto, añadido a la sensibilidad de la banda sonora de Ennio Morricone, hacen de cada escena una suave caricia para el espectador.

La película va mas allá del amor, porque no nos habla de un afecto “real y directo”, nos habla de un afecto “muerto y virtual”, como lo son las estrellas; de una belleza que todos adoramos, pero que no pensamos que esa luz que nos acompaña esa síntoma de mortaldad. Como dice Ed de esta relación con Amy, “es como si estuviera ahí contigo, solo que no puedo tocarte”.

Resultado de imagen de la correspondencia pelicula

“La mente humana jamás será capaz de comprender el infinito, ni de entender verdaderamente el amor. Existe una lógica en todo. Por lo que se, justo al nacer, todos nosotros poseemos el don de la inmortalidad y, te preguntarás ¿porque morimos?. Porque en el curso de nuestra existencia cometemos un error, solo uno, lo que nos hace perder el don de la vida eterna. No se nos permite saberlo, pero a causa de ese error los seres humanos nos volvemos mortales. Yo comprendí cual había sigo el mío, no todos lo consiguen, pero yo si. Mi error fue no haberte conocido antes, no haber vivido más tiempo contigo, esa me parece razón suficiente como para perder el don de la inmortalidad” 

Ed Phoerum

 

 

Advertisements