Louie Palu (1968) es un fotoperiodista canadiense que narra su experiencia personal y profesional vivida entre los años 2006 y 2010 en Kandahar (Afganistán).

Una guerra que libran conjuntamente tropas afganas, estadounidenses y canadienses contra los talibanes. Kandahar es su bastión y refugio, aunque la lucha se emplaza en las zonas rurares del oeste del país; Zhari, Panjwa’i y Arghandab.

Con la cámara en una mano y el diario de notas en otra, nos va contando, día a día, la lucha por la dominación de la tierra. Su trabajo consiste en hacernos llegar la contienda en palabras e imágenes, cosa que no es fácil ya que la conmiseración, a veces, no queda completamente reflejada sobre papel.

La importancia de Kandahar radica en que para conquistar, bien sea Irán, Pakistán o Kabul, hay que cruzarla, ya que esta entre las montañas de Sulaimán, una zona de complicado acceso, y el desierto de Registán, un lugar inhóspito y difícil de atravesar. Todo ello lo hace de Kandahar un valioso enclave geoestratégico.

Como bien dice un proverbio pastún, “si dominas Kandahar, dominas Afganistán”, tierra que nadie quiere pero que todos desean controlar, a pesar de ser un terreno herido por tanta conflictividad.

El trabajo de Palu no es fácil, debe concentrarse en su cámara, mantener la calma, buscar la inspiración en medio del fuego cruzado y por fin, tomar la instantánea, tratando de acércanos la realidad mas aproximada.

En un momento del documental, Louie critica que no es lo mismo lo que se nos enseña a través de la televisión, que lo que realmente sucede en tierra firme.

Entrevistando a uno de los soldados, este le dice que no es una guerra al uso, que no hay lineas de batalla, que la gente no habla por miedo, ya que estos tienen, casi seguro, familiares entre los insurgentes. No pueden fiarse de nadie y, nadie se fía tampoco de ellos.

¿Porque se combate siempre alrededor de Kandahar?

A parte de estar entre medio de Pakistán, Harbulla e Irán, hay lugares muy significativos; encontramos el santuario mas sagrado de Afganistán y de toda la región. Donde se encuentra la tumba de Ahmad Shāh Durrānī, el fundador del país. El movimiento talibán nació en un pequeño pueblo cercano a este. Al-Qaeda tenia su sede en la granja Tarnak, desde donde se planearon los atentados de las torres gemelas de Nueva York.

Pero no solo eso, la clave para entender el conflicto es que hay tres distritos agrícolas al oeste de la ciudad (Zhari, Panjwa’i y Arghandab), pequeños pueblos en poder talibán y, desde donde amenazan y atacan a los ciudadanos de Kandahar.

En 2009, Palu, lleva a cabo la crónica de los militares en las operaciones de liberación del control talibán; mas concretamente en las campañas de Siah Choy, Pashmul y Nakhonay.

Su ultima escala en Afganistán, es cubrir, junto con el equipo medico, el estado de los heridos. Se nos muestran imágenes una dureza inconmensurable, puro dolor sobre celuloide y papel fotográfico de lo que realmente sucede en un conflicto de tal magnitud.

Durante y después de la guerra, Louie Palu recibió el encargo de cubrir las noticias del gobierno de los Estados Unidos, desde su sede en Washington.

Para Palu, la vuelta a casa fue como vivir en dos realidades completamente antagónicas.

“Kandahar Journals” no es solo un relato de una guerra en tierras lejanas, es un testimonio de primera mano para entender y poner rostro a un conflicto sangriento y cruel que dura ya demasiado tiempo. Para resumirlo en una frase lo que es el absurdo de una guerra, al final Louie Palu, nos dice; “cuanto mas veo, menos entiendo”.